METROLOGÍA  BIOMÉDICA


El modelo de negocio de salud ha avanzado constantemente, y en este tiempo es un esquema multidisciplinario; en este punto la ingeniería biomédica ha cobrado un papel protagónico en las instituciones de salud públicas y privadas, así como en las empresas de soporte técnico especializados en este sector.

 

En los sistemas hospitalarios, puntualmente en el área biomédica, existen una serie de complejos estándares de regulación, normas nacionales e internacionales, y otros requisitos que el medio demanda cumplir.

 

Es con este modelo que SVSA ha enfocado sus recursos técnicos y talento humano para brindar los productos, equipos y servicios que cumplen las exigencias que el medio demanda, para dar solución a los requerimientos de servicios, equipamiento y tecnología medica.

Servicios de salud

 

En los servicios de salud, la calidad es la característica más apreciadas tanto por los pacientes como por los profesionales en el área de la salud. Desde Flexner hasta la acreditación de instituciones hospitalarias, se han realizado múltiples esfuerzos por controlar la calidad ofrecida a los pacientes, pero en la mayoría de los casos, se han enfocado al análisis de la historia clínica y los procedimientos médicos, relegando a un segundo plano el análisis de los equipos médicos, limitándose a hacer unas exigencias en cuanto al mantenimiento, pero no auditando las labores que se realicen entre ellos.

 

La palabra metrología se puede definir de acuerdo a su etimología, metron = medida y logos = estudio, o sea que es la ciencia que estudia las mediciones, por tanto, la metrología biomédica, se podrá definir como la ciencia dedicada a asegurar la compatibilidad dimensional y la conformidad con las especificaciones de diseño, necesarios para el funcionamiento correcto y veraz de los equipos biomédicos.Servicios de salud

 

En los servicios de salud, la calidad es la característica más apreciadas tanto por los pacientes como por los profesionales en el área de la salud. Desde Flexner hasta la acreditación de instituciones hospitalarias, se han realizado múltiples esfuerzos por controlar la calidad ofrecida a los pacientes, pero en la mayoría de los casos, se han enfocado al análisis de la historia clínica y los procedimientos médicos, relegando a un segundo plano el análisis de los equipos médicos, limitándose a hacer unas exigencias en cuanto al mantenimiento, pero no auditando las labores que se realicen entre ellos.

 

La palabra metrología se puede definir de acuerdo a su etimología, metron = medida y logos = estudio, o sea que es la ciencia que estudia las mediciones, por tanto, la metrología biomédica, se podrá definir como la ciencia dedicada a asegurar la compatibilidad dimensional y la conformidad con las especificaciones de diseño, necesarios para el funcionamiento correcto y veraz de los equipos biomédicos.

ORIENTACIÓN

Calidad y Calibración:

 

Los equipos de medida y ensayo utilizados en el laboratorio e in-situ y que tengan un efecto sobre la exactitud o validez de los ensayos y pruebas, habrán de calibrarse antes de su puesta en servicio y, posteriormente, cuando sea necesario de acuerdo con el programa de calibración establecido, ya que las características de medida de los equipos se degradan con el paso del tiempo y uso.

 

Un programa de calibración de equipos ha de concebirse y aplicarse de forma tal, que cuando sea aplicable, pueda asegurarse la trazabilidad de las medidas efectuadas por el laboratorio en relación con estándares y patrones nacionales o internacionales aplicables.

 

Calibración, de acuerdo con el vocabulario internacional de términos fundamentales y generales de metrología (VIM), es aquel conjunto de operaciones con las que se establece, en unas condiciones especificadas (como hemos expuesto anteriormente) la correspondencia entre los valores indicados en el instrumento, equipo o sistema de medida, o por los valores representados o por una medida materializada o material de referencia, y los valores conocidos correspondientes a una magnitud de medida o patrón, asegurando asi la trazabilidad de las medidas a las correspondientes unidades básicas del sistema internacional (SI) y procediendo a su ajuste o expresando esta correspondencia por medio de la tabla o curvas de corrección.

 

De esta definición se deduce que para calibrar un instrumento o patrón es necesario disponer de uno de mejores características (resolución), con calibración vigente, que proporciona el valor convencionalmente verdadero que es el que se empleara para compararlo con la indicación del instrumento sometido a calibración. Esto se realiza mediante una cadena ininterrumpida y documentada de comparaciones hasta llegar al patrón, y que constituye lo que llamamos trazabilidad.

 

Asi pues, la calibración puede implicar simplemente esta determinación de  la desviación en relación a un valor nominal de un elemento patrón, o bien, incluir la correcion (ajuste) para minimizar los errores

¿Para qué calibrar?

 

El envejecimiento de los componentes, los cambios de temperatura y el estrés mecánico que soportan los equipos deteriora poco a poco sus funciones. Cuando esto sucede, los ensayos y las medidas comienzan a perder confianza y se resienten tanto el diseño como la calidad del producto. Esta realidad no puede ser eludida, pero si detectada y limitada, por medio del proceso de calibración continua.

La correcta calibración de los equipos proporciona la seguridad de los productos o servicios que se ofrecen reúnen las especificaciones requeridas. Cada vez son más numerosas las razones que llevan a los usuarios a calibrar sus equipos de medida bajo un programa establecido con el fin de:

 

Mantener y verificar el buen funcionamiento de los equipos

Responder a los requisitos establecidos en las normas de calidad

Garantizar la fiabilidad y trazabilidad de las medidas

 

Trazabilidad

 

Anteriormente se ha indicado que la trazabilidad es la propiedad del resultado de una medida por la que este resultado se puede relacionar o referir a los patrones o referencias del más alto nivel y a través de estos a las unidades fundamentales del sistema internacional (SI) por medio de una cadena ininterrumpida de comparaciones.

 

Cuando la cadena se recorre en sentido contrario, es decir, de arriba hacia abajo, se habla de diseminación de la unidad. Así se tiene una estructura piramidal en la que en la base se encuentran los instrumentos utilizados en las operaciones de medida corrientes en un laboratorio. Cada escalón o paso intermedio de la pirámide se obtiene del que precede y da lugar al siguiente por medio de una operación de calibración. A cada escalón se encuentran instrumentos y patrones que a su vez actúan como patrones o referencias de los siguientes.

 

Como cada comparación de la cadena introduce nuevas causas de error que originan nuevas contribuciones a la incertidumbre del resultado, que se suman a la incertidumbre con la que se conoce el valor del patrón de partida, se precisa que la incertidumbre de los patrones primarios sean muy inferiores a los necesarios en las aplicaciones ordinarias.